Carta abierta contra la invasión de la agroquímica en nuestra alimentación


La compra del grupo americano Monsanto por Bayer , en septiembre 2016, no puede dejar indiferentes a los profesionales de la restauración . Con esta adquisición, este nuevo gigante de las semillas y de los pesticidas tiene una ambición: controlar toda la cadena alimentaria, desde el suelo donde crecen las semillas hasta el plato del consumidor. Tal empresa solo tiene una ambición: aumentar sus actividades, y sus beneficios, en todos los continentes, despreciando la biodiversidad y la salud de las poblaciones. Si la Unión Europea se ha inquietado ante esta fusión, los ciudadanos tampoco se pueden conformar viendo como sus platos se llenan de química.

Ardientes defensores de la buena comida, comprometidos diariamente en la valorización del buen producto y de los pequeños productores, los profesionales de la restauración quieren recordar sus lazos con algunos valores fundamentales : el apoyo a la biodiversidad, el respeto del medio ambiente y la salud de los consumidores. Esta fusión agroquímica constituye un peligro para nuestra alimentación, pero es también un motivo de preocupación para nuestros agricultores y campesinos que ven como se le reduce su libertad para plantar tal o tal semilla.

Mañana, a causa de los transgénicos (OGM), del RouandUp (peligroso pesticida producido por Monsanto) y de los diversos productos químicos que salen de sus fábricas, las diversidades de cultivo y culturales desaparecerán.

La naturaleza viva no será más que un producto de marketing,transformado, mutado al servicio de un Leviatán (monstruo bíblico).

Es imprescindible que los chefs y todos los protagonistas de la restauración tomen la palabra y expresen públicamente sus inquietudes : sin un producto sano y de calidad , sin diversidad de los cultivos y de las culturas, el cocinero no podrá expresar su talento creativo. Ya no tendrá los medios para realizar su trabajo como a él le gusta y trasmitirlo con pasión. En cuanto al campesino, se trasformará en un mero ejecutante de todo un universo agroquímico que le supera: obreros a sueldo de una empresa apátrida, fuera de su territorio.

Esta carta abierta frente a la invasión de la agroquímica en nuestra alimentación es una llamada a la responsabilidad y a la toma de conciencia colectiva. El futuro de nuestra alimentación está en juego en este momento. No! La naturaleza, la diversidad y la calidad de nuestra alimentación no pueden pasar bajo la apisonadora liberticida del grupo Bayer-Monsanto.


Firma la carta abierta


User Information












Envoi


Lista de firmantes